Atrás

Colegio Santo Domingo de Guzmán (Oviedo) - 1º de Bachillerato

La importancia de las miradas

El espíritu de la colmena - Comentarios, reflexiones, creaciones escritas

La película comentada en este trabajo es El espíritu de la colmena, obra dirigida por Víctor Erice en el año 1973 que narra la historia de dos hermanas, Ana e Isabel, que viven en un pueblo de la meseta castellana en los años 40, después de la Guerra Civil española. Lo que más destaca de la película no es su argumento sino que son otros elementos como las miradas, la iluminación, los silencios, etc. En este trabajo comentaré la importancia que tienen las miradas en esta obra.

Las miradas en esta obra, para mí, tienen mucha importancia para entender lo que ocurre en cada escena ya que la mayor parte de la película ocurre en silencio y las miradas te dan una pista de lo que los personajes sienten en cada momento, por ejemplo, cuando Ana e Isabel están viendo la película de Frankenstein en el cine del pueblo, se puede notar un gran interés en Ana ya que la escena que está presenciando la recreará al final de la película cuando esta se escapa de su casa.

Otro ejemplo de la importancia de las miradas está en la escena en la que Isabel le muestra una caseta alejada del pueblo donde al principio Ana queda impresionada ya que relacionaba aquella caseta con el posible lugar donde Frankenstein vivía ya que su hermana le había contado que era un espíritu y que se podía invocar pronunciando tu nombre varias veces. A lo largo de la película, Ana e Isabel van varias veces a aquella caseta hasta que en un punto de la historia, se acerca Ana en solitario y se encuentra con un fugitivo del Régimen proclamado tras la Guerra Civil. Ana va a visitarlo un par de veces en la historia y le lleva comida y algo de ropa hasta que una noche lo encuentran y lo asesinan. Después de este suceso, llaman al padre de las dos hermanas para identificar al cadáver y este dice que no lo conoce pero se sorprende al ver que el policía le entrega un abrigo y un reloj que le pertenecían. La siguiente escena se encuentra toda la familia en la mesa desayunando y las miradas toman el protagonismo ya que Fernando, el padre de las hermanas, se queda mirando a Ana de una manera en la que ella misma y todos los que vemos la película podemos deducir que sabe que ha sido ella la que le llevó a aquel fugitivo lo que el policía le entregó a Fernando.

Otra ocasión donde las miradas toman un papel importante es en la escena donde, tras escaparse Ana de su casa, se dirige hacia un estanque que había cerca de su pueblo. Esta se detiene en la orilla y se queda mirando al agua y podemos deducir, por la forma en la que se queda mirando y por las veces que mira hacia unas plantas que había cerca del agua, que relaciona esa escena con la escena que presenció con su hermana en el cine del pueblo viendo la película de Frankenstein.

También hay una escena donde Ana e Isabel están junto a las vías del tren que pasaba por su pueblo. Ambas estaban recostadas sobre uno de los raíles con la oreja puesta en él esperando a escuchar el sonido del tren para apartarse y verlo pasar delante de ellas. Cuando escuchan el sonido, Ana se levanta y se queda con la mirada perdida hacia la dirección de donde provenía el tren. Esto podríamos considerarlo como una muestra de asombro de Ana al saber que podía saber que pasaría el tren sólo con escuchar el sonido que viaja por los raíles y hasta que su hermana no le llamó la atención, Ana seguía de pie en medio de la vía sin ninguna intención de apartarse o de apartarse en el último momento.

Cabe destacar que en la mayoría de los silencios que se producían en la película había una serie de miradas entre los personajes que eran transcendentales para el entendimiento del argumento. En la mayoría de ellas se podían apreciar sentimientos como miedo, interés, entendimiento, etc. La más icónica de todas ellas se produce al principio de la película en el cine, donde Ana es enfocada desde un puto donde se podía saber perfectamente que la película le estaba marcando y que se iba a notar en toda la película.

A día de hoy, ninguna persona ha conseguido imitar ese encuadre que Víctor Erice creó.

Películas

Víctor Erice
El espíritu de la colmena 1973

Secuencias

Blog: Colegio Santo Domingo de Guzmán (Oviedo) - 1º de Bachillerato (18)